Embarazo Ectópico: Causas, Síntomas y Consejos para Prevenirlo

embarazo ectopico

Síntomas Embarazo Ectópico | © taichi_k – Fotolia.com

Un embarazo ectópico es un tipo de embarazo considerado anormal. En él, el óvulo fecundado permanece en el exterior de la matriz (normalmente se queda en los conductos del útero, aunque también puede empezar a desarrollarse en los ovarios o incluso en el cuello uterino), provocando que el feto no se desarrolle adecuadamente y que muera antes de dar por concluidos los nueve meses de gestación.

Además, este tipo de embarazo también es potencialmente peligroso para la madre, quien se encuentra igualmente ante un alto riesgo mortal.

¿Y esto, por qué sucede?

Si bien es cierto que los embarazos ectópicos solo representan un pequeño porcentaje de los embarazos totales que se producen en el mundo, hoy en día esta cifra se está viendo aumentada. El sedentarismo, los malos hábitos y el cambio en el estilo y la esperanza de vida son los perfectos antecedentes para que tenga lugar dicha enfermedad. Así pues, y aunque el cuerpo de la mujer y sus fluctuaciones hormonales pueden influir en el desarrollo de un embarazo ectópico, los motivos a los que suele achacarse tal malformación suelen ser los siguientes:

  • Un defecto en las trompas de Falopio, que no están correctamente preparadas o han desarrollado alguna disfunción.
  • Una mala operación (o no operación) de apendicitis.
  • Crecimiento de las células que protegen el útero y la matriz en otras zonas del cuerpo de la mujer. Esta enfermedad se conoce como endometriosis.
  • Existencia de un embarazo de este tipo en la misma mujer o en sus precedentes generacionales.
  • Cicatrices mal cerradas u operaciones de cirugía mal realizadas.
  • Superar los 35 años de edad en el momento de quedarse embarazada.
  • Quedarse embarazada aún y teniendo un DIU (dispositivo intrauterino) en el cuerpo.
  • Haberse realizado una operación de ligamento de tropas de Falopio y, posteriormente, pasar de nuevo por el quirófano para revertir el proceso.
  • Haber tenido múltiples parejas sexuales con posibles enfermedades de transmisión sexual.
  • 10. Haber quedado embarazada mediante una fecundación artificial en laboratorio.

¿Cómo sé que estoy sufriendo un embarazo ectópico?

Como toda enfermedad, un embarazo ectópico da ciertas señales al organismo de que algo en su interior está funcionando mal. Primeramente, cabe mencionar que la mujer presentará los síntomas más característicos de las primeras semanas de gestación, tales como náuseas y vómitos, hinchazón de las mamas o sensación de fatiga. Sin embargo, es necesario estar alerta ante otros posibles síntomas que no están ligados a un embarazo normal, como puede ser el sangrado vaginal durante dicho embarazo, el dolor en la parte baja de la espalda (también denominado lumbago), los cólicos y los dolores localizados en la pelvis y el abdomen.

Ante la menor sospecha de estar padeciendo un embarazo ectópico, se recomienda acudir al ginécolo de urgencia. En muchas ocasiones estos síntomas se dejan pasar por alto o se malinterpretan como parte normal del embarazo, lo que hace que el feto continúe desarrollándose fuera de la matriz y que los síntomas para la madre también empeoren. En este caso, los síntomas pueden complicarse hasta los desmayos o las sensaciones de desmayo, el dolor intenso en el recto, el descenso de la presión arterial, que se sitúa en franjas consideradas peligrosamente bajas; el dolor en otras partes superiores del cuerpo, como los hombros; y el dolor intenso y continuado en el abdomen.

¿Qué hago si estoy sufriendo un embarazo ectópico?

Para comprobar si está sufriendo este tipo de embarazo, debe someterse a un examen pélvico, hacerse una ecografía de la zona de la vagina y someterse a un chequeo sobre los niveles de GCH, también denominada la “hormona del embarazo”, puesto que los niveles en los que está presente esta hormona en el cuerpo de la mujer aumentan de manera notoria durante el periodo de gestación.

Si una vez realizadas estas pruebas el resultado es positivo, debe procederse cuanto antes mejor a la eliminación del óvulo fecundado; en dicha situación, es imposible el desarrollo completo de las fases de embarazo y, por lo tanto, no es posible esperar al nacimiento del feto. De no extirparse el mismo, el riesgo para la madre se vuelve mortal.

En casos de embarazo ectópico muy avanzados se produce lo que se denomina una ruptura, lo que requiere una operación de cirugía inmediata. Sin embargo, lo más habitual es que dicha ruptura no llegue a producirse y que el tratamiento pueda resolverse con una serie de dosis, siempre reguladas por el médico, de minilaparotomía, laparoscopia o metotrexato.

¿Cómo puedo prevenirlo?

La mujer que ha padecido un embarazo ectópico tiene unas posibilidades del 75% de experimentar un segundo embarazo con total normalidad. Por ello, y tanto si ha padecido un embarazo ectópico con anterioridad como si quiere reducir el riesgo de cara a un primer embarazo, lo primero que debe eliminar son los factores de riesgo enumerados ya al inicio de este artículo. A esto se añaden otros factores, como fumar o padecer sobrepeso, que también pueden actuar como agravantes o hacerla más propensa a padecer dicha enfermedad.

Una salpingitis (comúnmente conocida como inflamación de las tropas de Falopio de la mujer) mal tratada, operaciones mal realizadas o hábitos incorrectos en la alimentación y en las relaciones sexuales pueden aumentar el riesgo de sufrir un embarazo ectópico. Así pues, cuide su cuerpo y su forma de vida en la medida de lo posible y, si aun y así cree que está padeciendo este tipo anormal de gestación, acuda cuanto antes a un especialista y hágase las pruebas necesarias. En este tipo de embarazos, tanto el feto como la madre están expuestos a una situación grave y potencialmente mortal, por lo que siempre es mejor realizar pruebas médicas de más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte y Ayuda a otras Mamás Primerizas. Gracias de antemano!

        



Suscríbete al BLOG

Y recibe consejos actuales sobre Embarazo para Primerizas(y no primerizas!)



(*)Prometemos no enviar spam. Nos gusta tan poco como a ti y , además, respetaremos tu privacidad :)